09.02.2017 | PORTUARIAS

Mar del Plata: la ventaja de operar con el puerto vecino

Café Cabrales y Raffaelli Giardino redujeron entre 30% y 40% el costo del flete de sus importaciones al operar directamente con la terminal de la ciudad donde tienen sus fábricas

Cuando hace casi dos años el puerto marplatense volvió a la hoja de ruta de las navieras de porta contenedores luego de profundizar sus canales de acceso con las dragas chinas que opera el Grupo Román, la primera ventaja asomó para las empresas pesqueras que operan en sus inmediaciones. MSC llego con el Henriette Schulte para llevar la carga refrigerada a Navegantes, en el sur de Brasil.


Con la ruta consolidada y la presencia frecuente adicional de Maersk, el puerto operativo al comercio exterior en Mar del Plata también se constituyó en un beneficio para quienes importan materia prima y tienen acceso a una terminal portuaria a poca distancia de sus fábricas.

A Café Cabrales le cuesta US$ 5000 el flete de un camión que une Río de Janeiro con su planta en el Parque Industrial General Savio, 25 km al sur del puerto por la ruta 88. El mismo contenedor cargado con bolsas de café que sale de Brasil en barco, pasa por Montevideo y llega al puerto de Mar del Plata, cuesta US$ 3500, incluido el viaje en camión hasta la fábrica.


Marcos Cabrales es la tercera generación de la empresa familiar y ya recorrió el muelle donde amarra el barco que trae su café, la plazoleta donde espera la liberación de Aduana. Mantiene contacto frecuente con su despachante y está arriba de todos los números del costo logístico.

"El cambio en la logística representa un ahorro estimado de entre 30% y 35% promedio en el valor del flete. Para nosotros es muchísimo dinero", subraya el empresario. Cabrales tiene previsto importar este año 230 contenedores de 40 pies. No sólo el café viene de Brasil sino también de Colombia, India y Vietnam. De Italia importa las cápsulas. El edulcorante proviene de Estados Unidos.

El año pasado completaron una prueba piloto de manera satisfactoria con MSC y este año planifican cambiarle la logística a casi el 50% de sus importaciones. "Poder utilizar el puerto como ventaja competitiva es muy importante para nosotros y debería serlo para toda la industria local y regional. El empresario tiene que romper su zona de confort", confiesa Cabrales.

Juan Pablo Maisonave dirige la textil Raffaelli Giardino y a su vez preside la Cámara de la Industria Textil de Mar del Plata. Es la única empresa que importa lanas e hilados en el sector. El 80% proviene de Italia y el 20% restante de Perú, en contenedores de 20 pies.

No es mucho el volumen porque el contexto interno no ayuda. Las prendas en su costo tienen un alto componente de mano de obra calificada. Además de sus colecciones, confeccionan para La Martina y Cardón.

De Italia a Buenos Aires

"El costo de Livorno-Buenos Aires era el mismo que el flete en camión Buenos Aires-Mar del Plata", dice el directivo en su oficina del 2° piso donde funciona la fábrica, en Juan B. Justo al 800, a pocas cuadras del puerto. Abajo, 100 operarios le dan vida a una fábrica equipada con la mejor tecnología del mercado. Las últimas máquinas que compraron en Alemania también las bajaron en dos contenedores por Mar del Plata.

"La reducción en el costo del flete al operar directamente con el puerto local ronda el 40%", subraya Maisonave. "Hace 30 años que importamos nuestras materias primas -cuenta- y poder hacerlo por acá es un beneficio muy importante".

Cabrales también incorporó nuevo equipamiento importado desde Barcelona, directo a Mar del Plata. Es una máquina que mejorará el proceso del café y la calidad del trabajo de los operarios. La instalarán en un mes, una vez que concluya la ampliación de la fábrica.

Marcos cuenta que su abuelo, fundador de la compañía, no tuvo en cuenta aspectos que hoy son fundamentales al momento de comenzar a producir. "No estamos cerca de donde se genera la materia prima ni de los centros urbanos donde están nuestros principales consumidores. Por eso es importante bajar los costos logísticos."

La multinacional McCain, que exporta papas fritas pre cocidas congeladas desde Balcarce a Brasil, hizo una experiencia piloto por Mar del Plata el año pasado, pero no volvió a cargar. Mantiene el envío por camión, al igual que otra empresa ícono de la ciudad como Havanna.

"Es más fácil el camión y nuestra frontera es amigable. Pero resulta carísimo", resume Cabrales su experiencia inversa con los granos de café. El presidente Macri se reunió el viernes con referentes de la pesca local y entre los temas de la agenda, figuró el de sacar camiones de la ruta para evitar accidentes y mejorar la seguridad. Es que es frecuente el robo de mercadería por parte de piratas del asfalto.

Y eso que ha sido fundamental el apoyo de la pesca para el crecimiento de la actividad en los últimos meses. Pese a ser un año crítico para la actividad el año pasado, se triplicaron los envíos por Mar del Plata en comparación a 2015, según un informe estadístico que divulgó TC2, la terminal que opera con Maersk y MSC.

"Es muy importante que las empresas se hayan unido en la intención de mover su carga por este puerto. Lo hacen porque les resulta más conveniente, seguro y más barato", dice Emilio Bustamante, uno de los directores de TC2.

El directivo destaca las señales de previsibilidad que han emitido las autoridades portuarias para garantizar el calado de la boca de acceso al puerto y sectores interiores con la obra de dragado de mantenimiento. En estos días comienza la obra que fue adjudicada a la española Canlemar, que hará el trabajo con la "Omvac Diez", una draga de corte y succión, con una capacidad de cántara de 1200 m3.

La obra tiene un presupuesto de US$ 3,6 millones, en un programa que contempla 90 días corridos de trabajo. Como para mantener aceitada la herramienta que le permite a muchas empresas marplatenses mejorar su competitividad.

Por Roberto Garrone

Fuente: LA NACION COMERCIO EXTERIOR

Buenos Aires

14º

Viento:21 Km/h
Humedad:89%
Presión:1016HP

Síganos en
Calendario de eventos
Video