25.07.2017 | PORTUARIAS

Un diagnóstico de Puerto Quequén y la planificación para crecer adecuadamente de acá a 2026

Se presentó la primera etapa el plan director, que refleja las fortalezas y debilidades y muestra las estrategias a encarar para que la estación marítima alcance el desarrollo para el que se viene perfilando desde hace años

“Hoy sabemos dónde estamos parados y qué fortalezas y debilidades tenemos, para poner en marcha las estrategias, planificación y acciones que constituyan el puerto que debemos ser”, indicó a Ecos Diarios el titular del Consorcio de Puerto Quequén, Arturo Rojas, al dar a conocer las características de la primera etapa del plan director y estratégico 2016-2026, que fuera presentado recientemente en el XI Coloquio del Coloquio del Consejo Portuario Argentino.

El funcionario se mostró satisfecho por el trabajo que elaborara, en principio una comisión interna y que luego continuara la consultora capitalina Serman, al sostener que “se trata de una vital herramienta de gestión. Veníamos de muchos años de no planificar en Puerto Quequén, el último trabajo que se hizo es de 1996, y era necesaria una actualización, que está en marcha”.

Rojas sostuvo que “en alguna medida en su momento el Consorcio de Puerto Quequén fue pionero en materia de planificación, una carencia que ocurrió en otros puertos, fundamentalmente durante el anterior gobierno al que no le interesaba demasiado el crecimiento de las estaciones portuarias. Hoy también han encarado trabajos similares los puertos de Bahía Blanca y Rosario”.

Consultas y consensos

La puesta en marcha del plan director para la década 2016-2026 comenzó con el trabajo de un equipo interno perteneciente al área comercial del Consorcio, a cargo de Mario Goicoechea.

Los profesionales Patricia Terwissen y Emiliano García, integrantes de dicho grupo, especificaron que “en principio recabamos opiniones e información de la comunidad portuaria, entidades del hinterland y funcionarios de la zona”.

Tras actualizarse la base estadística del plan anterior (1996) se recibieron unas 70 respuestas de los animadores de la comunidad portuaria, siguiéndole reuniones con referentes de terminales, agencias marítimas y de estiba, Prefectura, Aduana y Senasa, entre otros, para recabar visiones sobre el puerto y en lo que había que trabajar.

El paso posterior fue la contratación  de la consultora Serman, para establecer una mirada técnica externa al ámbito del Consorcio, para trabajar en conjunto.

Terwissen resaltó que “el plan estratégico o director es un documento que dirigirá al Puerto hacia donde debe ir, evitando tomar las decisiones de manera intuitiva, a la vez que evitará la pérdida de tiempo en debates para ver hacia dónde crecemos…”

“En cada paso se busca el consenso de la comunidad portuaria y especialistas y una vez que esté culminado se elevará a la Subsecretaría de Puertos, para que lo tenga en cuenta en el plan estratégico que establezca para los puertos provinciales”, comentó Rojas

Mejorar la conectividad
El plan estratégico o director comprende cinco etapas metodológicas, habiéndose presentado hasta ahora la primera.

En el trabajo revelado hasta el momento se hace un relevamiento del uso de muelles, que establece cuáles son los más congestionados sobre la margen de Quequén, sobre todo el uno, lo que ha empezado a descongestionarse tras la puesta en marcha de la operatividad en el muelle del sitio 6, donde se cargan buques aceiteros.

A su vez se plasmó la falta de conectividad entre las márgenes de Necochea y Quequén. “Una de las limitantes es la línea de alta tensión de Transba, ubicada en inmediaciones del ex puente Ezcurra, que para el Ministerio de la Producción y la Subsecretaría de Puertos de la provincia es considerada obra prioritaria en cuanto a su corrimiento río arriba o hacerla sub acuática”, mencionó Arturo Rojas.

Dicha línea de alta tensión no permite operar a los buques Panamax en el sitio 6 lindante e impediría que se puedan hacer cargas en el muelle pesquero que se construirá a través del ya anunciado proyecto de ”Modernización y mejoramiento de Puerto Quequén”. De esta manera se traba el crecimiento de nuestra estación marítima.

A su vez estas cuestiones generan una larga circulación de los camiones por Quequén y Necochea, por ejemplo cuando se hacen los desembarques de fertilizantes y hay que trasladarlos a diferentes depósitos.

En este aspecto se resaltó la necesidad imperiosa de construir un puente en el área, con una estructura que posibilite el paso de las lanchas navieras, que bien podría ser elevadizo.

Al respecto el presidente del Consorcio destacó que “le hemos solicitado a Provincia que nos financie la elaboración del proyecto técnico para la construcción de un puente y de ahí surgirá de qué característica deberá ser, dónde tendrá que estar ubicado y cuánto costará construirlo”.

Tren de carga
Según el trabajo, la recuperación del tren de carga para ampliar la conectividad con el hinterland también surge como una necesidad, para que llegue a Quequén la producción granaria de unos 100 kilómetros o la llamada carga esporádica, proveniente de distancias de más de 200 kilómetros.

El plan de crecimiento aconsejado en el trabajo recientemente presentado también da cuenta de la optimización de la infraestructura de accesos terrestre, obra que se ejecuta actualmente y está pronta a culminar.

 

Plan de acción

La segunda etapa del plan director tiene que ver con las acciones que habrá que ejecutar y más adelante se constituirá un tablero de comando para definir los indicadores para ir haciendo un seguimiento del plan”. Se estima que la segunda fase estaría elaborada por la consultora antes de fin de año.

Abanico de posibilidades
Si bien el anhelo de la actual conducción del Consorcio es transformar a Queuqén en el principal puerto granelero, “para lo que tenemos las condiciones”, subraya Arturo Rojas, en el horizonte aparecen otras posibilidades de diversificación.

Según se detalló en la primera parte del plan estratégico revelado días atrás, la proyección es de un movimiento de mercadería de 9 millones de toneladas anuales para 2021 y de 11.5 millones para 2026.

En tal sentido Arturo Rojas dejó en claro que la operatividad con containers “no está descartada ni mucho menos”, revelando el interés desde Tres Arroyos y Tandil para sacar por la estación marítima de nuestro medio sus productos manufacturados, así como también de industrias molineras que hoy exportan desde el puerto de Buenos Aires y pretenden hacerlo por Quequén.

En la diversificación de cargas en el puerto, también se considera con beneplácito la instalación de una maltería, que según el funcionario del Consorcio “generará valor agregado a nuestra producción”.

De todas formas aclaró que para que se sumen todas estas actividades hay que crear “una logística que aún no tenemos”.

Por otro lado, el Consorcio cuenta con el Lote Mar 6, seis hectáreas ubicadas en el sector trasero del espacio multipropósito, delimitadas por calle 63, la termoeléctrica y avenida 10, donde se prevé contar en el futuro alguna terminal que diversifique las cargas portuarias, “uno de los objetivos a mediano y largo plazo”, enunció Rojas.

En cuanto al dragado del puerto, el presidente del ente portuario recordó que “tenemos garantizado el calado hasta marzo de 2018” y anticipó que “en próximos meses haremos contrato para profundizar y mantener el calado para el ingreso de grandes barcos para los próximos 7 años”.///

Fuente: ECO DIARIOS NECOCHEA

Buenos Aires

13º

Viento:23 Km/h
Humedad:82%
Presión:1022HP

Síganos en
Calendario de eventos
Video