28.07.2017 | PORTUARIAS

LA OBRA DE DRAGADO DEJÓ UN PUERTO 100% OPERABLE AL COSTO FINAL MÁS BAJO DE LA HISTORIA EN MAR DEL PLATA

Finalizaron las tareas de la draga Omvac 10, que en casi cinco meses removió más de 670000 m3 de arena, 51 % más de lo previsto. El Consorcio Portuario Regional Mar del Plata pagó con propios recursos a razón de 4,87 dólares por metro cúbico. “Es el menor precio que se haya pagado en este puerto”, aseguró el titular del ente, Martín Merlini. Dijo que los resultados responden a la política de autosustentabilidad de puertos que impulsa la gobernadora María Eugenia Vidal.

La draga Omvac 10 completó las tareas de recuperación de profundidad en el puerto de Mar del Plata, donde retiró más de 670000 metros cúbicos de arena del canal de acceso, área de giro, posta de inflamables y espacios próximos al espigón destinado al amarre de buques portacontenedores que operan en esta ciudad. 


Con un presupuesto total de casi 3,5 millones de dólares, este plan de obras que el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata emprendió con recursos propios, sin aportes adicionales de los gobiernos nacional y provincial, se desarrolló durante casi cinco meses y prevé una segunda etapa de mantenimiento para el año próximo.


“Se optimizaron los pocos recursos disponibles de la manera más eficiente para alcanzar los mejores resultados posibles, lo que significa tener un puerto operable en un 100% a un costo de obra histórico si se lo compara con otros dragados anteriores en esta misma terminal”, resaltó Martín Merlini, presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata. 


La empresa Canlemar, adjudicataria de esta obra, cotizó un valor total de 3466650 dólares para el  diseño de obra de la vía navegable especificado por el Consorcio, estimando inicialmente la remoción de unos 440000 m3 de sedimentos marinos. La mayor parte de la arena retirada se vertió mar adentro y frente a las playas céntricas -para que la deriva permita recuperar superficie seca en los principales balnearios-. El resto, procedente del espejo de agua interior, dentro de piletones especiales construidos en tierra.


Merlini explicó que según el pormenorizado informe que se recibió de cada uno de los viajes que hizo la draga, que tiene una cántara con capacidad de 1100 m3,  en estos casi 160 días de trabajo se removieron 677000 metros cúbicos de arena, lo que permite determinar un costo final de 4,87 dólares por metro cúbico. “Es el menor precio que se haya pagado en este puerto”, insistió. En particular valoró que se haya podido afrontar la inversión con recursos genuinos del Consorcio “acorde a la política de autosustentabilidad que impulsa la gobernadora María Eugenia Vidal e implementa el ministro de Producción, Javier Tizado (h), desde la Subsecretaría de Actividades Portuarias que conduce Marcelo Lobbosco”.  
Elogió en particular el desempeño y responsabilidad tanto de directivos como tripulación asignada por la firma de origen español. Dijo el funcionario que desde inicios de febrero, cuando comenzaron las tareas, la prestadora demostró “mucho trabajo y compromiso hasta llegar a completar el 95,1% de la obra comprometida”. Aclaró en tal sentido que el 4,9% pendiente se descontará, tal cual estaba estipulado en el reglamento de la licitación. Así el desembolso final suma 3296784,15 dólares. 


La obra se extendió más allá de los 90 días que originalmente se estipularon como plazo a respetar. Merlini reconoció que la demora está “plenamente justificada” porque durante el período de trabajo se enfrentaron varias instancias de condiciones hidrometeorológicas adversas que impidieron que la draga opere con normalidad, así como también la embarcación tuvo que afrontar una parada obligada para someterse a inspecciones y mantenimientos de rutina en dique seco. “La gente de Canlemar fue muy profesional y ha tenido el cuidado de respetar todas las condiciones que se pusieron, cumpliendo en tiempo y forma con todo lo comprometido”, acotó.


Ahora el Consorcio solicitará a los prácticos que operan en esta terminal que realicen una evaluación a efectos de dictaminar si están dadas las condiciones para que se vuelva a operar de noche. ES una chance firme ya que se profundizaron el canal de acceso, zonas aledañas a los espigones 8 y 9 y área de giro, a lo que se suma la instalación y puesta en funcionamiento de las balizas requeridas para ingreso y egreso de embarcaciones e iluminación adicional solicitada en lugares específicos del puerto. 
Merlini insistió en valorizar estas tareas porque se dan en un puerto con una dinámica particular, que implica una deriva anual de casi 300000 metros cúbicos de arena que se depositan entre el canal de ingreso y espacios interiores. Es una estimación que por primera vez se cuenta a partir de datos fehacientes. “El Consorcio formó y capacitó personal para estudios batimétricos, siete de los cuales se hicieron junto con la empresa durante el desarrollo de esta obra”, dijo. Esa información resulta vital para el plan de dragado sustentable que se está diseñando para esta terminal.
 Señaló que el resultado alcanzado es un puerto con sus vías navegables “absolutamente operables a partir de un dragado que se ejecutó de la manera mecánica y técnica más óptima posible, con una empresa que cumplió y sin perjuicios de ningún tipo para el Consorcio, que incluso pagará menos de lo esperado”. 


En cuanto al 4,9% de obra que quedó pendiente del plan original, Merlini aclaró que de ninguna manera afecta la operatoria portuaria ya que se mantienen en todo el trazado las condiciones suficientes para el ingreso y egreso seguro de acuerdo a la determinante establecida para el puerto local. 

 

Fuente: PRENSA MDP

Buenos Aires

17º

Viento:19 Km/h
Humedad:34%
Presión:1010HP

Síganos en
Calendario de eventos
Video