24.08.2017 | CPA COMUNICADOS

Coloquio del CPA en Ushuaia. Oportunidades y problemáticas

El sur también existe

Con una muy buena repercusión se realizó en Ushuaia el XII Coloquio del Consejo Portuario Argentino con presencias de funcionarios nacionales, provinciales, legisladores y representantes de la Armada y Prefectura Naval, además de miembros de la comunidad portuaria y la sociedad civil. Además estuvieron representantes de los puertos de Buenos Aires, Rosario, Quequén, Formosa, Villa Constitución, Reconquista, Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn.

En una mañana nevada, al abrir el encuentro en el hotel Arakur con una imponente vista de la ciudad y del canal de Beagle, la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, destacó como su gobierno prioriza el puerto, puntualmente destacó las acciones para el crecimiento del turismo antártico y la operación de grandes cruceros. De allí que la ampliación del muelle en 251 mts. adicionales, permitirá duplicar la capacidad de recepción de este tipo de buques y recibir a cruceros como el monumental Queen Mary II que hoy no pueden ingresar. 


Por su parte, el presidente del Consejo Portuario Argentino, Angel Elías destacó que los Coloquios que se dan en los distintos puntos del país resulta una oportunidad para escuchar a las autoridades, operadores portuarios y comunidades locales. “Es una constante del CPA ir a los distintos ámbitos del país desde la Hidrovía hasta los puertos marítimos, como forma de reforzar el concepto de comunidad portuaria, resaltando la importancia que juegan los puertos para el desarrollo económico, integrando actividades diversas e intereses públicos, empresariales y gremiales”, señaló Elías. Agregó que a lo largo del tiempo los puertos han ido avanzando pero a través del CPA entre los puertos públicos se ha ido conformando una suerte de “afecto societatis”, apuntando a la complementación, que también se da en la inter-relación entre el sector público y privado.


El subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Jorge Metz, destacó que después de muchos años se están desarrollando y planteando obras en los puertos públicos en todo el país, incluyendo los puertos marítimos de Ushuaia, Comodoro, Quequén, Bahía Blanca o en el ámbito fluvial en Corrientes o Rosario, apuntando a la eficiencia y la competitividad.
 
Exposiciones
“Hay una mirada totalmente distinta al pasado. Estamos trabajando en conjunto y en coordinación con los otros puertos. Por primera vez estamos mirando al mar y haciendo política de estado portuaria, para revertir años de desidia y desinversión”, dijo Bertone. Hizo referencia a los errores que se cometieron en materia de políticas de transporte, como el uso del camión para traer carga a Ushuaia desde Buenos Aires cuando lo lógico sería hacerlo vía marítima. “La Patagonia perdió mucho al no tener servicios marítimos; allí tenemos un gran desafío. Como legisladora participé en la comisión de intereses marítimos del Congreso y nunca se pudo avanzar en las leyes que intentan modificar la situación con respecto a los puertos o las normativas que rigen el cabotaje. Ha sido como un no querer ver o un no querer hacer. Una apertura distinta de la legislación estaría garantizando trabajo”, argumentó la gobernadora.

Señaló además la necesidad de eliminar la burocracia. “Hablamos de control con flexibilidad y la eficiencia que el mundo moderno requiere”, advirtió. Destacó además el trabajo en conjunto que está desarrollando con el gobierno Nacional y en especial la obra de extensión del muelle de Ushuaia y el compromiso tanto de la Dirección de Puertos de la Provincia como de las autoridades del puerto para brindar mejores servicios y a menores costos. Además Bertone resaltó que la provincia emitió bonos para la construcción de un muelle en esa ciudad que sería específico de carga, reservando el actual para el turismo. Paralelamente se ha planteado a la CAF un estudio técnico para dar una solución al puerto de Río Grande. “Una provincia con un litoral marítimo tan grande, no puede resignarse a tener solo el puerto de Ushuaia. En Río Grande existe una industria importante, desde petróleo hasta electrónica, textil o plástica.  Es otros desafío que vamos a emprender”, señaló. 


Por su parte Elías destacó que el CPA tiene una presencia importante en lo que hace a las cuestiones técnicas, con sus comisiones de asesores que elaboran dictámenes sobre problemáticas que se dan en los distintos puertos, desde aduaneros, de planificación, normativas técnicas, medio ambiente y seguridad y tributarias e impositivas. Esto además de los encuentros y talleres que viene propiciando como el próximo II Encuentro Multisectorial que organiza para octubre.
Señaló que el CPA también viene acompañando la política nacional de reducción de costos portuarios y logísticos. “Representamos a los puertos que están insertos en la realidad local, muy vinculados con la ciudad, con los sistemas productivos, con la vivencia y percepción de los ciudadanos”, dijo. 
Pero también advirtió como necesario complementar las políticas nacionales y que tiene que ver con el rol del Consejo Portuario. “La búsqueda de reducción de costos es sumamente adecuada, de forma de que los exportadores tengan mejores condiciones para desarrollar sus actividades. Pero no hay que olvidar que hoy el grueso de las exportaciones es de commodities como la soja y derivados como componentes esenciales de las exportaciones. Así la instalación de puertos privados y el dragado de la hidrovía para la salida de nuestra producción generó avances en la exportación. En ese contexto, bajar costos, por ejemplo para descartelizar y a través del consenso  es muy importante, en principio porque hay un beneficio directo a las navieras y así también las empresas que exportan tendrán costos más bajos y se promueve una mayor producción. Pero los puertos también se pueden instalar en las realidades locales o regionales y aparecen las especialidades, que son cargas con valor agregado y desarrollo tecnológico, que dan trabajo genuino a las economías regionales”, argumentó. 


Por otro lado, enfatizó en que se apunta a no se ve al puerto sólo con externalidades negativas, sino que se destaque el significado que tiene en cuanto a trabajo directo e indirecto, en las economías y comunidades portuarias circundantes que se benefician con ventajas indirectas en el conjunto de las sociedades. Esto más allá de la principal ventaja que es una mejor logística para que la carga salga y sea colocada en el exterior en forma más eficiente.
Así, dijo, el Programa Consejo Portuario Exporta que se lanza en estos días, tiene a los puertos como facilitadores y auxiliares del comercio exterior. “Aún nos cuesta salir de la primarización y este programa apunta a buscar esa salida. Pero además se necesita una integración porque no todo depende de los puertos, hay organismos como la Aduana donde se necesita un equilibrio entre control y facilitación. Así hace falta involucrase y el Programa apunta a aportar técnicos en cuestiones económicas, en reingeniería de procesos para llevar estas cuestiones a la práctica y mejorar, para salir de esa primarización e insertarnos en los mercados internacionales con más valor. Avanzar en lo que se llama “meso economía” que es lo que le sucede a las empresas en el día a día. En definitiva en una interacción entre puertos, logística y comercio exterior”, añadió. Además advirtió que hoy no compiten las empresas sino las regiones y la interacción entre público y privado es esencial, así se debe integrar el trabajo entre agencias de promoción y de incorporación de tecnología, por ejemplo. “Desde el CPA Exporta queremos corredores productivos, sinergias entre instituciones para permitir que el puerto sea uno de los integrantes fundamentales de la cadena que incluye desde la universidad hasta el sistema científico, para generar incentivos a las cargas con valor agregado”, agregó.


En ese sentido anunció que en el lanzamiento del CPA Exporta en Rosario habrá además de funcionarios nacionales y provinciales, empresas puntuales que contarán sus experiencias de salir desde el interior con valor agregado.


Durante el Coloquio de Ushuaia, el interventor de AGP, Gonzalo Mortola, expuso sobre la relación ciudad puerto y presentó algunos objetivos de RETE, una asociación internacional que precisamente vincula las ciudades con los puertos con sede en Venecia, a la que se ha adherido recientemente el puerto de Buenos Aires, Madryn y Ushuaia. Se trata de una red internacional que apunta a desarrollar y mejorar la relación puerto-comunidad, en forma equilibrada y calificada en ambos espacios, tanto el urbano como el portuario, donde exista un diálogo de toda la comunidad. “No se trata de soluciones con paquetes generales, sino que se piensa en la realidad local donde está la gente, las autoridades, los profesionales como los ingenieros, la universidad, los miembros de la comunidad portuaria, etc., bajo la tutela de RETE siempre para ver cómo se puede ser más creativo”, explicó Mortola. El funcionario señaló además las acciones que está desarrollando el puerto de Buenos Aires en ese camino de acercar el puerto a la gente, tanto en Puerto Nuevo como en un próximo proyecto en el sector de areneras, más allá del ambicioso proyecto del Paseo del Bajo. 
Por su parte el presidente de la Cámara de Puertos Privados Comerciales, Luis Zubizarreta hizo una descripción de cómo ha avanzado el desarrollo de los puertos privados desde las terminales de Rosafé hasta las de la provincia de Buenos Aires. 


Destacó el rol que tuvo y tienen la ley de puertos federal sancionada en los 90; “hay que alinearse a la Ley de Puertos Federal que tenemos que fue uno de los instrumentos que permitió llegar a los niveles de producción y de exportaciones”, dijo. El ejemplo es la zona de Timbúes al norte de Rosario, lo que hace unos años era campo y una barranca, en poco tiempo se convirtió en un espacio para las terminales más modernas a nivel global. En las terminales de Rosafé hay inversiones por U$2500 millones y se vienen nuevas. Por ejemplo en Renova estará el puerto de aceites más grande del mundo con multimillonarias inversiones y que va a mover 12 millones de toneladas. Curiosamente allí varios accesos no están pavimentados. Advirtió que las terminales más al sur han crecido y se han enfrentado al desarrollo de las ciudades y pueblos y allí está el desafío de cómo convivir con la comunidad. “El desafío es resolver cómo estos puertos formen parte del ejido urbano. En el gran Rosario ingresan 10.000 camiones por día con los mismos accesos que antes. Si el desafío es llegar a las 150 millones de tons necesitamos puertos de salida y ver como exportamos más valor agregado”, dice. Ya en la provincia de Buenos hay inversiones que va más allá del agro, desde autos hasta cargas de proyecto. “De la mano del desarrollo necesitamos la logística y de allí lo esencial de los puertos”, agrega.


Advirtió que entre Ramallo y Timbúes, se mueven 86 millones de granos y subproductos y necesitamos ser competitivos frente a otros países. “Tenemos la ventaja de que el río llega al corazón de la producción. Pero hoy todavía necesitamos resolver cómo utilizamos más el río y el tren”, dijo. El flete que paga un productor desde Salta a Rosario por camión es 70% más alto que el que paga un productor desde Santa Rita (en Paraguay) a Rosario en barcaza, siendo la misma distancia. Además el costo del camión es mucho más caro aquí que en países que compiten como EE.UU. o Brasil. “Hay que cambiar el sistema y la matriz de transporte. Se prevé más producción, más inversiones y esto impacta fuertemente en el trabajo y en la gente”, argumentó.


En cuanto a la búsqueda de baja de los costos, señaló que es un proceso doloroso y complejo y hay que tratar de que le llegue al productor y al consumidor y esto incluye la desburocratización y mejoras en la infraestructura como la hidrovía. Esto significa, dijo, un buen control de la Aduana mejorando los procesos, reducir la conflictividad laboral con “patrones regionales” que en ciertos casos toman de rehén a las exportaciones para parar los puertos. “Más allá de atender los reclamos, tenemos que ser valientes si queremos una nueva Argentina”, advirtió. 
Finalmente destacó también el rol clave de los puertos públicos para atender todas las cargas y generando alternativas de inversión. 
Por su parte, el director provincial de Puertos de Tierra del Fuego, - y vicepresidente del CPA- Néstor Lagraña, hizo un raconto de la historia del puerto de Ushuaia y avanzó sobre los planes, oportunidades y problemas que enfrenta dicha terminal.


Recordó que en 1993 fue cuando se creó la autoridad portuaria provincial de puertos.
Ushuaia es un puerto natural que no necesita remolque para los buques. Es la terminal multipropósito más austral del mundo y que recibe cruceros, pesqueros, buques antárticos y de carga general. Precisamente entre septiembre y abril la prioridad en la operación la tienen los cruceros. No hay que olvidar que Ushuaia es el puerto que más cerca está de la Antártida, 1000 kms, así que pasa por esta ciudad 90% del turismo que baja al continente blanco.
Cuenta con un muelle de 680 mts por banda, y a la hora de operar el clima cambiante y viento es un condicionante: cuando el viento llega a los 20 nudos se suspende la operación lo que repercute en los costos, dice Lagraña. También afecta las operaciones la falta de frente de atraque en temporada alta y la falta de espacio físico en las operaciones, no es bueno el impacto visual de los contenedores para los cruceristas, además de faltar espacio de plazoleta y de tecnología (utiliza las grúas del barco). Un debe: aún hoy Ushuaia no tiene conectividad marítima con el resto de la Patagonia.
Pero como oportunidades, Ushuaia es el puerto natural como polo logístico antártico; se está trabajando en el plan logístico provincial y la integración de las actividades turísticas e industriales.


El funcionario señaló acciones conjuntas con el Estado Nacional, que por ejemplo entre otras cosas ha permitido bajar la tasa de pasajeros de los cruceros de 22 a 18 dólares, se derogó la “disposición” que señalaba que solo podía operar un buque de carga, cambiando además la exigencia de prioridad sin violar el cabotaje. Destacó además la utilidad que tiene el funcionamiento del Consejo Federal Portuario.
En el plan de este año, señaló la incorporación del scanner de pallets, los caniles y distintas obras para mejorar los servicios a los usuarios como ser la infraestructura edilicia y la gestión on line. Para noviembre se prevé que la obra de extensión del muelle esté a full y además encarar las obras de adecuación de depósito fiscal.


Recordó que el muelle se ampliará en 251 mts. además de mejorar la instalación eléctrica y del sistema de protección de incendios, más una cisterna para mayor capacidad de bombeo; también  se prevé el cambio de la banda de rodamiento de la infraestructura actual…..
Entre los planes a corto plazo se piensa incorporar maquinaria, como una apiladora eléctrica de 1.4 ton, otra de 2 tons y otra containera para 40 toneladas.


En cuanto al proyecto de nuevo muelle para cargas al que hizo mención la gobernadora; señaló que tendría ventajas en cuanto a aumento de competitividad por baja de tiempos, evitando cortes de la operación, dando más espacio físico y posibilitaría la integración al parque industrial y la ruta 3 con menores distancias. Mientras que las ventajas de reservar el muelle actual para buques turísticos, serían contar con mejores condiciones de seguridad en el caso céntrico y la posibilidad de desarrollar emprendimientos vinculados al turismo.

Por Dario Kogan

 

Fuente: PRENSA CPA

Buenos Aires

17º

Viento:19 Km/h
Humedad:34%
Presión:1010HP

Síganos en
Calendario de eventos
Video