12.09.2017 | CPA COMUNICADOS

La agenda del CPA en Rosario

Necesidad de bodega en los puertos, habilitaciones, los proyectos de ley de marina mercante e industria naval y Aduana

El análisis del lanzamiento del Programa Consejo Portuario Argentino Exporta que apunta a acercar los puertos a las economías regionales y especialmente a los pequeños y medianos cargadores de valor agregado, apoyando la política de baja de costos y facilitación; la necesidad de destacar las externalidades positivas que generan los puertos; el análisis de la situación en el ámbito legislativo de los proyectos de marina mercante e industria naval y la necesidad de resolver los problemas de falta de bodega que tienen los puertos de la hidrovía y los patagónicos; fueron los temas  de la agenda en la última reunión de la Comisión Directiva del Consejo Portuario Argentino, realizada esta vez en Rosario.  

Como política de llegar con el CPA a cada puerto de nuestro extenso litoral, varias de las autoridades de los puertos públicos del país se hicieron presentes a la vera del Paraná; desde el presidente del CPA y titular del ENAPRO, Ángel Elías; hasta el responsable de la autoridad portuaria de Tierra del Fuego Néstor Lagraña; de Quequén  Arturo Rojas; de Barranqueras Raúl Guex; de los puertos de Chubut Juan Granada; por Puerto Madryn Osvaldo Sala y Héctor Ricciardolo; por el puerto de Corrientes, Oscar Artaza; por Reconquista  Luis Manzur; por Villa Constitución, Fernando Villalba; por Santa Fe, Sebastián Fumis; por AGP, Matías Peribrusa y por La Plata, José Dodds.


La reunión fue realizada previa a las 5tas Jornadas Internacionales Puerto Rosario organizadas por  ENAPRO.


Puntualmente, durante la reunión de la Comisión Directiva, se señaló la necesidad de ir monitoreando los avances en cuanto a las propuestas presentadas por las comisiones asesoras del CPA ante la Aduana e insistir ante las autoridades sobre el criterio legal de que se den por habilitados los puertos públicos que ya funcionaban previo a la sanción de la Ley Federal de Puertos. Asimismo, se volvió a poner en la mesa el proyecto presentado por el CPA sobre los waivers para la bodega, en cuanto a que puedan extenderse por un período más largo de tiempo, (360 días), además de que se agilice su tramitación vía digital y que sean también las autoridades de los puertos públicos los que los puedan solicitar. Esto mientras tanto se define una nueva legislación que promueva la marina mercante argentina; tema que hoy, por ejemplo, avanza con ciertos contratiempos en el Congreso de la Nación.


Precisamente, durante la reunión se invitó a exponer al Dr. Mariano Gendra Gigena, especialista en derecho marítimo y asesor del FR en Diputados. La idea fue tener una de las visiones sobre el cuadro de situación de los proyectos de ley de Marina Mercante e Industria Naval que ya cuentan con media sanción en el Senado y cómo siguen en Diputados. Se trata de una cuestión que interesa sobremanera a los puertos.
En cuanto al proyecto de promoción de la Marina Mercante, se observa un momento donde desde el oficialismo parece haberse fijado una posición que viene de Economía de que fiscalmente no parece conveniente avanzar con lo aprobado en el Senado y de hecho no está entre las prioridades de los diputados de Cambiemos. Así no parece haber un interés en debatir el dictamen en diputados forzado por la oposición.


Desde la visión de la oposición, Gendra Gigena, - más allá de que señala varias diferencias con lo aprobado en la Cámara Alta- detalló los beneficios de avanzar con estos proyectos; desde los impositivos - tanto en la eliminación de ganancias, por ejemplo, para los ingresos no remunerativos de los trabajadores, eliminación del IVA, de impuestos internos para los combustibles; además se amplía de alguna manera el dec. 1010 incluyendo a cierto tipo de  remolcadores y se eliminan los waivers. Asimismo, el proyecto impone la agilización de los trámites para los operadores, como ser la reducción de tiempos para el alta o baja de buques en el registro que no puede ir más allá de 30 días, cuando hoy esto implica meses y años. Asimismo, se promueve que aquellos que tuvieron buques en bandera y que se fueron de la misma los puedan retornar con los mismos beneficios. “El objetivo es romper con las asimetrías que tenemos frente a la flota paraguaya, que sea rentable la actividad y así se genere más flota y más trabajo”, señaló el especialista. En cuanto al proyecto de Industria Naval, uno de los destaques es la modificación en el privilegio de la hipoteca naval que mejora en su escala, se crea un fondo para el leasing, y hay $1500 millones que se asignan al presupuesto para financiación. Un tema que metía cierto temor: Se eliminó cualquier tipo de cobro de tasas a los fletes.


Para Gendra Gigena, es indispensable que ambas leyes se sancionen en al mismo tiempo, “la marina mercante y la industria naval se necesita mutuamente”, dijo. En cuanto a la disyuntiva entre oficialismo y oposición, el asesor del FR señaló que la idea no es sacar un proyecto forzado, sino acercar posiciones para llegar a un consenso. En cuanto al “costo fiscal” que alega Economía – en parte con el argumento de que todavía está pendiente una gran reforma tributaria-, según Gendra Gigena, el esquema permitirá por ejemplo, que con sólo un incremento del 15% en la flota al Estado la generaría ingresos por U$150 millones, mucho más de lo que teóricamente dejaría de cobrar por aportes patronales, “todo esto más el ahorro que se genera en fletes y la creación de empleo”, dijo.


Con la exposición del especialista se dio cierre a una intensa jornada de trabajo, que incluye la definición de la agenda del próximo Encuentro Multisectorial del CPA a desarrollarse en el Palacio San Miguel de Buenos Aires el 12 de octubre.
Por Dario Kogan

Fuente: CPA COMUNICACIONES

Buenos Aires

17º

Viento:19 Km/h
Humedad:34%
Presión:1010HP

Síganos en
Calendario de eventos
Video